Una Carpa única

De diseño innovador, visibilidad total en su interior y sin necesidad de hacer ninguna perforación en el suelo para su instalación, la Carpa Charlie Rivel se concibe como un espacio capaz de acoger hasta 852 espectadores en cada una de sus representaciones. 

Con una planta en forma de polígono regular de 16 lados, la carpa presenta un diseño único en Europa que permite por un lado conciliar la visión panorámica (sin ninguna columna interior), con una destacada altura (15 m.) importante para las atracciones aéreas, sin perforar en ningún caso el suelo, y una grada polivalente con 3 configuraciones posibles: auditorio para 852 espectadores, con mesas para 425 comensales o con pista de mayor diámetro (hasta 12,7 m) para los espectáculos que requieren una mayor amplitud de escenario. 

 

Pensada para el máximo confort del espectador, la nueva carpa propone un listado de mejoras importantes respecto a las tradicionales carpas de circo:

- Sillas individuales acolchadas,
– Visibilidad total: sin ninguna columna que impida la visión,
– Grada con inclinación favoreciendo la visibilidad,
– Gran proximidad con el artista: el espectador está a un máximo de 10 m de la pista,
– Amplitud de filas: cada hilera de butacas tiene una anchura cercana al metro,
– Equipo de luz y sonido con las últimas tecnologías,
– Climatización de aire tanto para frío com para calor.

Su diseño recuerda al de un iglú gigante y para su construcción se han utilizado los mejores materiales homologados conforme a las normativas vigentes.